Lesiones cerebrales traumáticas

Una lesión cerebral traumática (TBI, por sus siglas en inglés) ocurre cuando la cabeza sufre un golpe severo. Hay dos tipos de TBI: lesiones de cabeza abierta y heridas de cabeza cerrada. Con una lesión de cabeza abierta, el cráneo es penetrado por un objeto.

Una lesión en la cabeza cerrada ocurre cuando el cerebro es forzado contra el cráneo, causando que sufra una lesión. Ambos pueden ser el resultado de un accidente en el lugar de trabajo y ambos pueden tener complicaciones extremadamente graves, como deterioro cognitivo permanente, pérdida de las funciones motoras, discapacidad permanente y muerte.

Cuando una víctima sufre un TBI en un accidente laboral, puede presentar un reclamo de compensación laboral para buscar beneficios médicos, una parte de su salario perdido mientras no puede trabajar, y si corresponde, los costos de rehabilitación vocacional. Si su lesión le impide volver a trabajar, puede recibir una compensación por incapacidad permanente a través de la compensación laboral.

Accidentes que causan lesiones cerebrales traumáticas

Cada vez que la cabeza sufre un impacto, la víctima puede sufrir una lesión cerebral traumática. Algunos tipos de accidentes que pueden resultar en una lesión cerebral traumática incluyen:

  • Caídas;
  • Choques de vehículos; y
  • Contacto con un objeto que cae o proyectil.

Algunas lesiones cerebrales traumáticas son relativamente menores, mientras que otras son graves hasta el punto de requerir que el cráneo de la víctima sea abierto quirúrgicamente para aliviar la inflamación del cerebro. La gravedad de un TBI se clasifica de acuerdo con la Escala de Coma de Glasgow. Al determinar la gravedad de una lesión, los médicos pueden determinar el tratamiento más apropiado.

Síntomas de lesión cerebral traumática

Las lesiones cerebrales traumáticas a veces se conocen como “lesiones invisibles” porque con una lesión en la cabeza cerrada, la víctima rara vez muestra síntomas físicos.

A veces, es más fácil para las personas cercanas a una víctima reconocer los síntomas de TBI que lo es para la víctima reconocer sus síntomas. Los síntomas incluyen:

  • Dificultad para dormir;
  • Irritabilidad;
  • Habla mal articulada;
  • Sensibilidad a la luz y al sonido;
  • Fatiga;
  • Confusión;
  • Desmayo;
  • Visión borrosa;
  • Náuseas;
  • Incapacidad para reconocer elementos comunes; y
  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos.

Complicaciones a largo plazo de una lesión cerebral traumática

Si no se trata, incluso una lesión cerebral traumática menor puede tener complicaciones graves para la víctima. Es por eso que es tan importante que busque atención médica tan pronto como sea posible después de un accidente para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado, incluso si no se siente herido.

Algunas complicaciones a largo plazo que una víctima de TBI puede experimentar incluyen:

  • Cambios de humor;
  • Pérdida de equilibrio;
  • Un mayor riesgo de ataque fulminante;
  • Pérdida de sensibilidad en las extremidades;
  • Pérdida de memoria;
  • Parálisis;
  • Deterioro del lenguaje; y
  • Un mayor riesgo de desarrollar demencia en el futuro.

Trabaja con un abogado con experiencia en Compensación de trabajadores en Atlanta

La mayoría de los empleados que se lesionan en el trabajo son elegibles para recibir beneficios de compensación laboral. Para obtener más información sobre la compensación de trabajadores en Georgia, sus derechos como trabajador lesionado y cómo puede obtener sus beneficios, comuníquese con la oficina de abogados de Rick J. DeMedeiros, P.C. hoy para programar su consulta inicial con un abogado con experiencia en compensación de trabajadores.